Cómo escribir mejor: 3 pasos para captar (y mantener) la atención de tus clientes ideales

Trucos y consejos para escribir mejor, y llegar al corazón de tu cliente ideal.

Anuncios

Escucha.

Estamos en una guerra.

Una guerra contra un enemigo que siempre está cambiando.

Un enemigo que no dejará nunca de luchar.

¿Cuál es el enemigo?

Buena pregunta… el enemigo es todo el resto del internet. Cada página con fotos de gatitos o noticias espeluznantes que quiere captar la atención de tus clientes.

Alguien abre un post en tu blog. Lee las primeras frases.

Luego piensa, “¿Qué estará pasando en Facebook mientras estoy aquí?”

CLICK.

Has perdido otra oportunidad de vender (y más importante, crear un nuevo cliente).

¿Qué hacer?

Pues, te voy a ayudar. Con la práctica, puedes escribir mejor… y así captar (y mantener) la atención de tus clientes.

Es un tema largo, pero hoy vamos a ver 3 pasos, para empezar.

Uno:

No seas aburrido

Como dijo uno de los más grandes de la publicidad, David Ogilvy, “You can’t bore people into buying your product. You can only interest them in buying it.”

En español: No puedes aburrir a alguien para que compre tu producto, solo puedes interesarle en comprarlo.

El gran maestro, David Ogilvy.
El gran maestro, David Ogilvy. Su libro Ogilvy on Advertising es esencial.

Eso es importante, porque muchas personas intentan dar la impresión de ser una gran empresa multinacional en su web. Y así caen en “voz corporativa” y acaban aburriendo a su audiencia.

¿Para qué? Puedes ganar clientes también siendo tu mismo…

Claro que no vas a caer bien a todo el mundo. Perderás algunos clientes expresando tu personalidad y siendo más interesante.

Pero perderás más si les aburres.

Lo cual nos lleva al segundo punto:

Escribe como hablas

Soy de Estados Unidos. El español es mi segundo idioma.

Y a veces es una verdadera lucha expresarme. (Con la práctica he mejorado mucho…)

Pero de cierta forma es una ventaja. ¿Por qué?

Porque veo muchos por ahí en internet que probablemente hablan como personas normales, pero al tocar el teclado deciden adoptar la famosa voz corporativa–o aun peor, catedrática.

Yo sería incapaz. Solo tengo un estilo en español: claro y sencillo.

En mi web donde enseño inglés, muchos comentan que nunca han escuchado explicaciones tan claras y sencillas.

Pues… Es porque no podría complicarme más, aunque quisiera.

Escucha: a nadie le importa tu amplio vocabulario.

Y muchas personas no están acostumbrados a leer textos muy complicados. (El periódico de pago más leído de España es Marca.) Así pues, utiliza estos trucos para hacer que tu estilo sea más fácil de leer y absorber:

  • Escribe como hablas. Como si estuvieras contando a un amigo los beneficios tu producto.
  • Utiliza frases cortas y párrafos cortos. Especialmente las primeras frases. Si aburres a alguien, o si se pierde en tu primer párrafo, no llega a sacar su tarjeta y comprar tu producto.
  • Lee en voz alta todo lo que escribes antes de publicarlo. ¿Suena natural? Si no, te queda trabajo por hacer.

Mira, por ejemplo, el principio de este artículo.

Empieza con un párrafo de una sola palabra.

¿Ves?

El objetivo de la primera frase de tu artículo es hacerle llegar a la segunda. El mensaje tiene que fluir. Si se pierde en medio y no llega a la llamada a la acción, no vas a vender nada.

Y eso, por supuesto, nos lleva al tercer punto:

Pon el cliente primero

Cuando escribí mi primer libro, no tenía ni idea de marketing. Mi mensaje en aquel momento fue: “He escrito un libro… ¡Deberías comprarlo!”

No fue la campaña publicitaria más eficaz de la historia.

Después, empecé a aprender sobre marketing, y encontré esta pregunta: ¿Qué es lo que más le preocupa a tu cliente ideal?

Y esta: ¿Qué es lo que le mantiene despierto por las noches? 

Es importante saberlo… Y meterte en la cabeza de tu cliente ideal, para poder solucionar su problema con tu producto.

Así que piensa primero en el beneficio.

Para este artículo, el beneficio de leerlo se explica claramente en el titular: captar y mantener la atención de tus clientes ideales.

La mayoría de lo que escribes debería ser dirigida a eso: a lo que tu cliente quiere, lo que necesita, lo que desea–y a lo que le mantiene despierto por las noches.

Y tu producto debe ofrecer la solución.

Empieza siempre con el beneficio para el cliente, y llegarás a muchas personas más.

Nada más para hoy.

Para mucho más marketing, ¡suscríbete! Te mandaré los artículos nuevos y más, a tu correo: Sí, quiero más marketing.

Buen día,

Daniel.

P.D. ¿Preguntas sobre el estilo? ¡Déjame un comentario!

Y no dudes en escribirme un correo–te puedo ayudar con tu marketing 🙂 Escríbeme aquí: Contactar

Autor: Daniel Welsch

¡Aprende inglés aquí en la web! Técnicas de aprendizaje, vocabulario, gramática, pronunciación y más. Mis libros han ayudado a miles, y están en Amazon.com y también en iBooks de Apple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s