Cómo empezar una conversación

Siempre que estoy andando por el centro de Madrid por un motivo u otro, veo los chicos (y chicas) que se dedican a pararte para recaudar fondos para UNICEF, Acción Contra el Hambre y otras organizaciones del tipo.

Normalmente me sorprende lo mal que lo hacen: te dan desde el primer momento una escapatoria, haciéndote una pregunta a la que fácilmente puedes decir “No.”

“Hola, ¿tienes un minuto?”

“No.” (Sigo andando…)

“Hola, ¿eres de aquí?”

“No.” (Cualquier persona que me vea sabe que no soy de aquí. Pero bueno. Sigo andando…)

“Hola, ¿hablas español?”

“No.” (Es mentira, pero es tan fácil seguir andando…)

En los últimos años, sólo ha habido una chica que ha hecho una cosa distinta. Era una andaluza que trabajaba para Médicos del Mundo. Yo estaba pasando por la zona de Chamberí y al verme, me dijo:

¡Vaya! ¡Me gusta mucho tu chaqueta!

Yo sabía de qué iba–llevaba el chaleco con el nombre de la ONG–pero, claro, esta frase me captó la atención. Me pare a hablar con ella, y acabé suscrito a la organización como contribuyente.

No sé que tipo de entrenamiento les dan a estos jóvenes, pero me imagino que están siguiendo un guión. Entonces, ¿por qué no hacen un guión que capte más la atención del público?

El trailer de una película no empieza con un chico con acné y voz nasal que dice “Hola, ¿tienes un minuto para ver mi trailer?” Te tiene que captar la atención desde el primer momento.

La atención, hoy en día, se está convirtiendo en un bien muy preciado. Si el profesor empieza a aburrir a su clase, los estudiantes sacan los móviles para comprobar sus mensajes en WhatsApp. Si un video en youtube no te convence, hay muchas más en la barra lateral (o puedes cerrar directamente la ventana–supongo que, como yo, tienes 7 ventanas abiertas en cualquier momento).

Entonces, ¿cómo empezar una conversación? Empieza con interesarte por la otra persona. Hazle sentir bien, haz preguntas abiertas y estará mucho más dispuesta a darte un poco de su tiempo y–más que nada–su atención.

Como dice Seth Godin, una pregunta abierta puede cambiar tu trayectoria profesional, y crear utilidad para el mundo. Una pregunta con quién, qué, cómo, cuánto, dónde invita la conversación, mientras que “Trabajas o estudias?” invita a la otra persona a sacar su móvil, a ver qué pasa en WhatsApp.

 

 

Anuncios

El Sexo Vende: American Apparel y Desigual

american apparel tights adMuchas empresas pagan millones para poner su anuncio delante del público–pero ¿qué pasaría si pudieras hacer un spot que la gente mira sin que tu pagues nada?

Dos marcas de moda saltan a la mente por sus anuncios más sexy, una americana que se llama American Apparel y la otra española, la muy conocida Desigual.

En Estados Unidos, American Apparel ha tenido un éxito increíble en los últimos años por dos motivos:

1) Fabrican todo en Estados Unidos, lo cual es un punto grandísimo a su favor con los americanos patriotas.

2) Son pioneros en la publicidad viral, haciendo anuncios muy sugerentes, a veces, incluso, con estrellas de porno.

El primer punto es cómo llegué a conocer American Apparel hace más de 10 años–entonces su marketing se basaba en el hecho de que producían todo en Estados Unidos sin explotar a sus trabajadores.

“Sweatshop Free” era un concepto importante en aquellos días porque era la época del movimiento No Logo y mucha gente estaba boicoteando a marcas como Nike por las malas prácticas en sus fábricas en el extranjero.

Y el segundo punto es cómo han seguido creciendo–con anuncios que incitan conversación entre el público. En el mundo de marketing en EEUU, son famosos porque no pagan mucho para distribuir los anuncios, sino que dejan que los medios de comunicación hablen del escándalo causado por los mismos.

Desigual es una marca que hace lo mismo (aunque con ropa muy distinta) en España–los anuncios tienen tirada en la televisión pero utilizan los hashtags en Twitter para crear conversación. Los anuncios y lo que pasó luego en las redes sociales llegan a medios La Vanguardia, y algunos de sus spots tienen un millón de visitas en youtube.

Esta estrategia está convirtiendo en una de las pocas marcas españoles con tirada internacional.

Claro, usar el sexo así no es una estrategia para todo el mundo. Si eres Coca Cola y tu mercado es literalmente 7 mil millones de personas en casi todos los países del planeta, no quieres hacer nada que pueda ofender. Pero si tus clientes son jóvenes o alternativos, puede ser la mejor manera de conseguir atención para tu marca sin gastarte millones.

¿Qué otras marcas usan bien el sexo para vender? ¡Dímelo en los comentarios!